Hola querida amiga:

Nuevamente te saludo animándote a poner en práctica las enseñanzas que has estado recibiendo de parte de Dios a través de estos temas que hemos compartido contigo en ediciones anteriores, esta es la cuarta enseñanza del tema “MI 100%”, y si no has tenido oportunidad de conocer las enseñanzas anteriores, puedes consultarlas en la sección de “archivo” de nuestra revista.
En esta ocasión el título de la enseñanza es: “DE ÉL, PARA ELLA”, y cómo podrás darte cuenta estamos hablando de algo que el esposo da, o puede dar a su esposa… “su confianza”.  Vamos a aprender algo muy importante que encontramos en el libro de proverbios, acompáñame.

Proverbios 31:11,12

“El corazón de su marido confía en ella y no carecerá de ganancias. De ella recibirá el bien y no el mal todos los días de su vida”.

Quiero decirte que  no hay algo más hermoso que saber que la persona que amamos deposita en ti ese regalo tan valioso que es, su propio corazón; pues este proverbio tan sabio nos habla de un esposo que está depositando toda su confianza en su esposa.

Hay dos cosas que podemos hacer con esa confianza:

1.- Cuidarla como un tesoro o
2.- Pisotearla.

Áreas de confiabilidad:

I.- Tu relación sexual:
Tu relación sexual es algo muy íntimo, sólo es de dos personas, los aciertos y los errores nos harán crecer como pareja y hay situaciones que deben ser habladas y tratadas sólo a nivel de pareja.
Un punto negativo es comentar con terceras personas los errores de pareja o los posibles defectos, las desilusiones y los “yo no esperaba esto de él”. Debes tener cuidado en comentar tus secretos a tus amigas porque éstos podrían ser divulgados a grandes voces, por ejemplo cosas como:

  • Mi esposo en la noche ronca como oso…
  • Quiere besarme y no se lava los dientes…
  • Le huelen los pies…
  • Es impotente…

Ese secreto a grandes voces, hace que tu marido sea despreciable o rechazado por otras personas y él no entiende por qué. El secreto divulgado a terceras personas hace que se abran puertas para que ésta amiga se meta en el matrimonio y aún, sea tentada con esposo ajeno.

II. Dinero:
El marido confía que su esposa sea buena administradora de lo que él deposita en sus manos.

La esposa debe canalizar lo que se le da para las compras concernientes al hogar como:
– Alimentos, – Despensa

Son puntos negativos gastar el dinero en:

  • Gustos personales
  • Diversiones
  • Metas personales

TODO ESTO, CUANDO NO SE TOMA EN CUENTA A LA FAMILIA Y SUS NECESIDADES

En una ocasión, una amiga me comentó que se conmovió mucho por los vendedores que llegaban a su casa, pues decía que eran pobrecitos porque si ella no les compraba se iban a quedar sin comer; entonces ella les compraba a todos los vendedores que llegaban y ya no sabía qué hacer con las deudas y embargos cerca de su puerta.

Dice el proverbio 31:11 “El corazón de su marido está en ella confiado y no carecerá de ganancia”.

III. Le da ella bien y no mal:

Prov.31:12

El esposo confía que aunque haya diferencias entre ellos como esposos, ella no le va a dar la comida fría;ella no va a tomar venganza mandándolo a la cama del niño; o mandándolo al trabajo con la ropa arrugada.

El esposo confía en que ella le va a dar bien o hacer bien, pues una mujer virtuosa no es vengativa y sabrá limar sus diferencias dándole la mejor de las soluciones.

IV. Trabajo fuera de casa:
El esposo confía que su esposa no tome su trabajo como fuente de libertinaje.
Puntos del libertinaje:

  • Llegar a su casa a deshoras.
  • Preferir a sus amigas antes que a su familia.

El esposo espera que su esposa use su trabajo para suplir sus necesidades o parte de las necesidades del hogar.

V. Sueldos:
El esposo espera que su esposa aunque gane más que él, ella no le perderá el respeto, ni buscará la oportunidad de ser más independiente o pensar en dejarlo porque ya no lo necesita.
Dice proverbios 31:12 “y le da ella bien y no mal todos los días de su vida”.
La mujer virtuosa está consciente del compromiso que adquirió al casarse y de hacerle bien a su esposo todos los días de su vida.

CONCLUSIÓN:

Áreas de confiabilidad:

  • Intimidad sexual.
  • Economía
  • Beneficios del bien
  • Trabajo
  • Fidelidad en los acuerdos

En cada una de ellas debemos como esposas ser confiables.
Salmos 127:1 “Si Dios no edifica la casa, en vano se esfuerzan los que la edifican”.

Si Dios está sosteniendo nuestra vida, nuestro matrimonio no se va a caer pues en la Biblia vienen todos esos consejos que necesitamos para que nuestro matrimonio sea sostenido.
El obedecer esos principios bíblicos nos hacen confiables, primero a Dios y luego a nuestro esposo.

Espero que estos principios sean de bendición a tu vida

Tu amiga…

firma